Septiembre, mes de vendimia.

Septiembre mes de vendimia. Nostalgia de la infancia, llegaba septiembre y en casa de los abuelos nos preparábamos para la vendimia, y toda la fiesta de pisotear las uvas con nuestros pies, para mi era una alegría mayúscula ya que me reencontraba con tíos y primos.En la mañana temprano cada uno preparaba su canasto donde pondríamos los racimos, para luego colocarlos en cestas mas grande que serían transportadas a las bodegas donde comenzaría el gran disfrute de sentir como las uvas se rompían debajo de nuestros pies.Son imágenes que nunca se olvidan.

Fuga del seminario.

Como siempre sirvieron aquella sopa grasosa, en la cena del seminario, además con un ingrediente adicional una mosca flotaba en el medio de esa grasa.Eso había llegado al máximo para que mi estómago lo soportara, y me hacía añorar mucho mas todo lo bueno que me preparaba mi abuela, con mis once años me armé de valor y mi acerqué al cura prefecto que se encontraba en el comedor para manifestarle mi desagrado, la reacción del supuesto hombre de paz, fue violenta y castigadora; y en pocos minutos me encontré en el medio del patio, parado y soportando el inclemente frío europeo de diciembre,inmediatamente mi MENTE INQUIETA comenzó a maquinar como abandonar aquél lugar que ya se me estaba haciendo insoportable por múltiples razones, al llegar a la cama y apoyar mi cabeza en la almohada, tomé la decisión de fugarme en plena noche de aquel lugar, sin embargo eran muchas las dudas que daban vueltas por mi cabeza: como presentarme donde mi abuela, que decir a mis padres que vivían muy lejos y que habían confiado que allí podía recibir una buena educación, y lo que mas me inquietaba, como con mis apenas once años podía ir solo por aquel bosque que separaba el seminario y la carretera que conducía a casa de mi abuela.Me asomé al pasillo, y aquella oscuridad y el frío que congelaba los huesos mi hizo retroceder, me senté unos minutos en la cama, y luego sin pensarlo dos veces salí al pasillo y comencé a correr hasta la puerta principal, quité el pasador de la puerta peatonal y me adentré en el bosque sin miedo, solo quería alejarme de aquel sitio, perdí la noción del tiempo, solo recuerdo que cuando toqué a la puerta de mi abuela estaba amaneciendo.

MILLONES POR CADA PATADA

MILLONES POR CADA PATADA
Todos los años, en los meses de julio y agosto,se desata la locura por parte de los grandes clubes europeos de fútbol en la compra de jugadores para reforzar sus plantillas.A medida que han ido pasando los años,las cifras de traspasos han ido en aumento.Hasta el año pasado los diez fichajes mas elevados habían oscilado entre 75 millones de euros de Ángel Di Maria, pasando del Real Madrid a Manchester United, hasta los 105 millones de la temporada pasada Paul Pogba, de la Juventus al Manchester United.El ingreso de los chinos y los emires árabes ha hecho que esas cifras aumentaran de una forma todavía mas escandalosas, tanto es así que los emires de Catar que con sus millones con la complicidad del anterior presidente FIFA Joseph Blatter lograron obtener la organización del mundial del 2022 y además lograron algo inimaginable, ,hacerlo en invierno de ese año, y para comenzar y hacer marketing para ese evento, el emir dueño y presidente del Paris Saint Germain efectúa la compra mas alta de la historia 222 millones de euros para Neymar del Barcelona, sin tomar en cuenta que en esa negociación también entra el pago alto al Barcelona para la cláusula de rescisión, mas la comisión al papá de Neymar por ser su representante, en otras palabras, un baile de 500 millones de euros.A dar patadas.